¡LA FELICIDAD!

Recientemente, en un reportage del periódico “New York Times” se publicó, que en una de las universidades de más prestigio en los Estados Unidos; se inscribieron muchos estudiantes exageradamente, para recibir clases de sicología respecto a la “Felicidad”. — Desde Enero 12, del año 2018, después de abrirse las suscripciones para las clases de SICOLOGÍA 157, en la universidad “Yale”; con el tema: “Sicología y La Buena Vida”, apenas se habían inscrito 300 personas. Después de tres días, había el doble; y después de otros tres días, cerca de 1,200 estudiantes se habían enrolado. La profesora dijo que se trata de enseñarles a los estudiantes como ser guiados a la “felicidad más satisfactoria”, en dos lecturas por semana. La Doctora Santos dijo: “Los estudiantes quieren cambiar, para ser felices ellos mismos, y cambiar la cultura aquí en las instalaciones de la Universidad. Con uno, entre cuatro estudiantes que tomen las clases en la Universidad Yale; si vemos buenos hábitos, y los estudiantes muestran las cosas, tales como: más gratitud, posponer menos, aumentar sus relaciones sociales, ya estaremos poniendo la semilla del cambio en la cultura de la escuela.” — Por lo sucedido en dicha universidad, esto es una buena señal de que las nuevas generaciones también están necesitadas de cambios. Hay jóvenes en la actualidad que están buscando la forma de lograr su propósito en la vida. La “felicidad” es un tema de mucha importancia desde que existe el hombre sobre la faz de la tierra. Por la felicidad propia, el hombre ha sido capaz de cualquier cosa, con tal de alcanzarla.

EN BUSCA DE LA FELICIDAD: La felicidad no está ligado al medio ambiente, o a las cosas que se puedan alcanzar en la vida, como muchos piensan. La felicidad no es un asunto puesto en el cerebro solamente, ni está concentrado en el conocimiento académico. Tanto tu cerebro, como tus otros órganos vitales tienen un final de vida y función. No hay nada especial en las capacidades de los órganos que retienen la información necesaria para vivir. Cada órgano en el cuerpo humano está para ser utilizado con propósitos limitados a la vida natural. Si guardan el cerebro humano de un genio, para la mayoría de personas no tendría mas propósito que solo ser exhibido. Todo conocimiento intelectual no da felicidad. Se dice que el estómago y el corazón son del tamaño del puño de la mano, y sabemos que el cerebro llena el espacio del cráneo del tamaño que sea. Todo tu cuerpo al final será depositado en un ataúd, y todos tus órganos tendrán el fin que ni siquiera tú y yo imaginamos. — ¿Dónde radica la felicidad? o ¿Dónde puede ser hallada la felicidad? — Estas son las preguntas más frecuentes que se hacen las personas. Por esa razón muchos buscan una pareja que satisfaga sus ansias de felicidad. Otros buscan su libertad, otros posiciones, otros viajan y se entretienen con el fin de sentirse satisfechos con la vida. Hay otros que buscan estupefacientes que puedan ingerir con el fin de sentir paz y tranquilidad. Por lo tanto, la felicidad será el motivo de muchos esfuerzos de búsqueda, mientras el hombre se de cuenta de que lo necesita. La felicidad interior es la más importante, mucho más que la que temporalmente puedan proveer las cosas materiales y externas.

EL DINERO Y LA FELICIDAD: Lo más común en la búsqueda de la felicidad, es la mira de conseguir mucha plata, considerando que ahí está la felicidad. El dinero no es más que un recurso necesario subjetivamente. Es en las grandes ciudades donde más se impulsa la sicología subliminal al amor al dinero. Están las loterías, los casinos, y las grandes promociones de productos que a veces son innecesarios; pero, que son atractivos a la ambición humana desmedida. El mismo ser humano estimula y promueve, lo que ellos mismos saben que es dañino y perjudicial a la salud y a la autoestima. La Biblia dice: “Inculca a los ricos de este mundo que no sean arrogantes y que no pongan su esperanza en algo tan inseguro como el dinero, sino que la pongan en Dios que nos concede disfrutar de todo en abundancia.” -1 Timoteo 6:17 (BLP)*. — Otra porción de la Biblia dice: “Que la fiebre del dinero no se apodere de vosotros; contentaos con lo que tenéis, ya que es Dios mismo quien ha dicho: Nunca te abandonaré; jamás te dejaré solo.” -Hebreos 13:5 (BLP). — Tal como leemos, la Biblia dirige la vida humana con la verdad. La Biblia se respalda así misma, porque ha permanecido firme y veraz por generaciones. La Biblia es para todos, sin discriminar ni a pobres, ni a ricos. La felicidad está en Dios, y no en lo que el hombre llegue a poseer. Jesús dijo: “Procurad evitar toda clase de avaricia, porque la vida de uno no depende de la abundancia de sus riquezas.” -Lucas 12:15 (BLP). — Estos pensamientos del dinero, ya son muy conocidos por mucha gente, y dicen:

Con dinero puedes comprar casas, pero no el hogar.

Con dinero puedes comprar relojes, pero no el tiempo.

Con dinero puedes comprar camas, pero no el sueño.

Con dinero puedes comprar libros, pero no el conocimiento.

Con dinero puedes comprar medicinas, pero no la salud.

Con dinero puedes comprar posiciones, pero no el respeto.

Con dinero puedes comprar sangre, pero no la vida.

Con dinero puedes comprar sexo, pero no el amor.

LA LLAVE DE LA FELICIDAD: La felicidad es un asunto del corazón, como el centro del todo en la vida humana. Todo lo que el hombre saque y muestre exteriormente, viene de adentro, de su corazón. Sean ansiedades, frustraciones, insatisfacción, deseos de suicidio; y mucho más, todo viene del interior del ser humano. La razón del estrés y las depresiones incontrolables, es que el ser humano necesita ser feliz. — ¿Dónde puede el ser humano encontrar los recursos para la felicidad? — Esa es la pregunta que casi todos se hacen, y ésta tiene una respuesta. La llave para abrir los recursos divinos de la dicha y la felicidad es la “Fe”. — Sin la “fe” que supera a toda clase de posesiones que se puedan alcanzar, el ser humano está perdido. La fe abre uno de los tesoros más grandes del conocimiento interior, ese tesoro es Jesús. En Jesús están escondidos todos los tesoros divinos que traen la felicidad interior (Colosenses 2:3). Jesús es el proveedor de una transformación espiritual. El Evangelio de Jesucristo es el recurso divino de las promesas celestiales en la vida terrenal; y la esperanza final de la vida eterna. El Evangelio es la prueba de un plan y un propósito divino sin errores ni fallas. El Evangelio se cumple para el que lo cree, porque no depende del que lo recibe, sino de quien lo da. El Evangelio provee los recursos divinos de la fe, la esperanza, y el amor. El Evangelio significa: “Buenas Noticias”; y esas noticias no han dejado de cumplirse desde el tiempo que se comenzaron a publicarlas. Jesús, en su tiempo de publicar su vida y propósitos divinos, lo hizo señalando en la Escritura lo que Dios había dicho respecto a Él. El Evangelio de Lucas en la Biblia dice así: Llegó a Nazaret, el lugar donde se había criado, y como tenía por costumbre, entró un sábado en la sinagoga, y se puso en pie para leer las Escrituras. Le dieron el libro del profeta Isaías y, al abrirlo, encontró el pasaje que dice: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado para llevar a los pobres la buena noticia de la salvación; me ha enviado a anunciar la libertad a los presos y a dar vista a los ciegos; a liberar a los oprimidos, y a proclamar un año en el que el Señor concederá su gracia.” — Cerró luego el libro, lo devolvió al ayudante de la sinagoga y se sentó. Todos los presentes lo miraban atentamente. Y él comenzó a decirles: — “Este pasaje de la Escritura se ha cumplido hoy mismo en vuestra presencia.” -Lucas 4:16-21 (BLP).

CONCLUSIONES: Si la felicidad no se alcanza de una manera o de otra, la gente seguirá probando sin ir directamente a la fuente de la razón y propósito del porqué fuimos creados. De eso se trata la intervención de Dios en enviar a Jesús a la tierra. Dios el Creador ya sabe de qué tenemos necesidad. Jesús habló de la verdadera y genuina felicidad. El Evangelio de Mateo en la Biblia, dice así:

Cuando Jesús vio todo aquel gentío, subió al monte y se sentó. Se le acercaron sus discípulos, y él se puso a enseñarles, diciendo:

Felices los de espíritu sencillo, porque suyo es el reino de los cielos.

Felices los que están tristes, porque Dios mismo los consolará.

Felices los humildes, porque Dios les dará en herencia la tierra.

Felices los que desean de todo corazón que se cumpla la voluntad de Dios, porque Dios atenderá su deseo.

Felices los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos.

Felices los que tienen limpia la conciencia, porque ellos verán a Dios.

Felices los que trabajan en favor de la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.

Felices los que sufren persecución por cumplir la voluntad de Dios, porque suyo es el reino de los cielos.

Felices vosotros cuando os insulten y os persigan, y cuando digan falsamente de vosotros toda clase de infamias por ser mis discípulos.

¡Alegraos y estad contentos, porque en el cielo tenéis una gran recompensa! — ¡Así también fueron perseguidos los profetas que vivieron antes que vosotros!” -Mateo 5:1-12 (BLP).

Jesús habló de la felicidad utilizando palabras como: Bienaventurados, dichosos, afortunados, y felices. Yo se que es difícil entender el Evangelio, porque muchas cosas no encajan con el pensamiento moderno. Sin embargo, lo que buscan los seres humanos está en Jesús. Jesús ha sido, es, y será la respuesta para la actual generación, y para las que habrán de venir. — ¿Buscas felicidad? — ¡Busca a Jesús! —.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión: La Palabra, (versión española) © 2010 Texto y Edición, Sociedad Bíblica de España.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑